martes, julio 12, 2005

Para no perderse en internet

Una de las ventajas - y de las desventajas- de Internet es la gran cantidad de información que contiene la red y su imparable crecimiento. Es obvio que no todo el mundo va a visitar todas las páginas de la web: no hay tiempo material y no todas responden a nuestros intereses.

Navegar en la red no tiene por qué sinónimo de perderse; consultar una página y empezar a visitar enlaces sin perder de vista nuestro objetivo o buscar la información que responde a nuestras necesidades de la manera más eficiente. Esto es posible gracias a herramientas específicas de búsqueda y recuperación de la información.

Desde los buscadores más sencillos a los grandes motores de búsqueda pasando por los índices y los metabuscadores, estas herramientas permiten lograr mayor eficacia en menos tiempo a la hora de localizar información en la maraña que es internet. Tener la información bien clasificada facilita precisamente que, cuando lo necesitamos, podamos dar con ella rápidamente.

Comunidades virtuales de usuarios


Una buena clasificación también contribuye a que consultar y compartir información relevante sobre un tema específico de interés para un grupo de personas sea mucho más sencillo. En este sentido, las denominadas comunidades virtuales de usuarios (CVU) contribuyen precisamente a organizar la información en virtud de sus temas de interés.

Una Comunidad Virtual de Usuarios o VCU (Virtual Community of Users) se define como un conjunto de usuarios de Internet que comparten intereses comunes que diferencia esa VCU de las demás (criterio de clasificación) y que hace posible referenciar a todos los miembros de la VCU como si de una única entidad se tratara para poder cubrir sus necesidades (servicios de cliente)


Resulta muy interesante ver cómo han evolucionado esas CVU y cómo hoy día resultan esenciales para las comunidades de científicos, académicos y profesionales.

Formar parte de una comunidad conlleva además una serie de "normas" y un código de conducta que contribuyen a que se cumplan los objetivos básicos con los que nace.

De momento soy una principiante, pero acabo de encontrar en estas CVU un tema realmente interesante para conocer más a fondo las nuevas formas de interacción social.

Aunque de momento, sólo he logrado acercarme a ellas desde el punto de vista de la psicología y de las ciencias de la educación (interesante artículo sobre las comunidades en tanto que espacios de formación y aprendizaje). Ahora queda por ver qué implicaciones pueden llegar a tener las ciencias de la comunicación aquí, aunque todo esté relacionado.

Algunos enlaces de interés sobre el tema:
- La historia de The Well, la comunidad creada por Howard Rheingold, autor de "The Virtual Community"

Comentario etiquetado como , .

2 Comments:

At 1:18 p. m., Anonymous Anónimo said...

Un poco anticuada la referencia a las comunidades virtuales. El documento se creó antes que los blog, por ejemplo.

 
At 1:32 p. m., Blogger María Gómez Bravo said...

Lo que quería hacer era contextualizar la información. Saber de dónde nace el concepto de Comunidades Virtuales, con qué objetivos y qué clasificaciones para poder ver cómo han evolucionado y cómo se están usando hoy día.

En ningún caso pretendía ponerlo en relación con las bitácoras.

Agradeceré, claro, referencias sobre las CVU.

 

Publicar un comentario

<< Home